Marzo ¿Qué tienes que me gustas tanto?


Marzo

Marzo 2015. La Casa del Holandés

 Marzo ¿Qué tienes que me gustas tanto?

Tuve un amigo al que le encantaba el mes de octubre. Estaba convencido de que en octubre solo le pasarían cosas buenas. A mi me pasa algo parecido con marzo, que me gusta de siempre y más ahora que vivo en el campo. Los pájaros han vuelto a cantar, en breve llegarán las golondrinas. En marzo empezamos a “estirarnos” y más después de este último invierno que ha sido duro; frio y ventoso.  El cuerpo pide primavera.

Mimosas, mimosas, mimosas.  Y lo siento por los alérgicos pero me encanta el color y el olor de estas flores. Lo que comúnmente llamamos mimosa – Acacia dealbata- es una especie arbustiva originaria de Australia y Birmania, eclosiona a finales de invierno y su florecimiento, junto con el de los almendros, anuncia la llegada de la primavera. Esto es lo que nos ha traído marzo: los primeros brotes, las primeras flores.

Tres días: Tres propósitos, tres pes

Felicitar a Papá, Pepa y  Pepe

El día 19 es la festividad de San José. Felicitad a los Papás, Pepes y Pepas, y por qué no, los papás, Pepes y Pepas pueden invitar a un almuerzo o cena en La Casa del Holandés aprovechando que hasta el 22 de Marzo continúan las Jornadas Gastronómicas Saboreando en la Vera.

Las dos “Es”: Eclipse y Equinoccio el mismo día

El día 20, viernes tendrá lugar un eclipse solar  de 9 a 11 de la mañana y ese mismo día a las 23:45 dará comienzo La Primavera. Además entre el día 20 y el 21 podremos ver los planetas Marte y Venus muy próximos a la luna una hora más tarde de la caída del sol. Insistimos en este punto porque Extremadura es uno de los mejores lugares para ver las estrellas gracias a la baja contaminación lumínica y a la limpieza del aire. Desde La Casa es  fácil y rápido salir de las luces del pueblo y contemplar el cielo nocturno en todo su esplendor cogiendo el camino de la Sierra o bajando a la Garganta de Alardos.

Los Cerezos en flor os esperan

A partir del 21 se espera la eclosión de los cerezos en nuestro vecino Valle del Jerte. Este año como novedad tenemos una aplicación que nos informa día a día del estado de dicha floración. Pincha aquí para ver la aplicación. Os proponemos una ruta Vera – Jerte para disfrutar de los cerezos en flor, las gargantas y la Sierra de Gredos. Si esa ruta se os hace demasiado larga y concurrida (hay días que se hace imposible por la aglomeración de coches y autobuses), hay otra ruta igual de bonita y mucho menos conocida que es la del Hornillo en la provincia de Avila, en el Valle del Tiétar. Más de 50.000 cerezos en el valle de la garganta del río Cantos al sur del pico de la Mira y de la Cresta de los Galayos. Para llegar al Hornillo desde la Casa pasaréis por las poblaciones de Poyales del Hoyo y su muy recomendable Aula Museo Abejas del Valle y por Arenas de San Pedro adentrándoos en pleno Parque Regional de la Sierra de Gredos hasta llegar al Hornillo por pequeñas carreteras de montaña de preciosos paisajes.

 Y para ilustrar este mes, que mejor que estas ovejitas pastando en un campo de flores.

Feliz Marzo, Os esperamos!

RESERVA 696069290 ó manda correo electrónico a info@lacasadelholandes.es Consulta calendario para ver Fechas Disponibles


Mayo el mes de las Flores…


Y de los pájaros, y de las gargantas, y de la naturaleza.
Estamos teniendo una auténtica primavera. Temperaturas perfectas para realizar alguna de las rutas de senderismo o, si lo prefieres en bicicleta, “el holandés” ha cambiado los neumáticos para rodar y rodar. En estas fechas lo recomiendo todo:

Visitar el Castro Celta del Raso: rodeado de jaras en flor, exuberantes helechos y con los paneles explicativos nuevos.
Acercarse al embalse de Rosarito para disfrutar del silencio o la pesca.
La Ermita de Chilla, en las inmediaciones, el entorno recuerda a una selva tropical, a lo mejor tienes suerte y te cruza un limón en el aire -Como dice Suren- las oropéndolas se están dejando ver bien este año. Y las abubillas. Y los abejarucos.
Este finde hay fiesta en el Tudal, se celebra también aquí San Isidro. Una ocasión festiva de conocer los secaderos de tabaco por dentro.
En Candeleda representan una boda, como las de antes pero ahora.
La Cascada del Diablo todavía debe estar digna de verse.
Y para los más valientes: baño en las pozas o si no, siempre puedes meter los pies y comprobar lo fresquita que está el agua que nos baja de la Sierra de Gredos.
En Casa huele a madera y en la cocina celebramos San Isidro con patatas bravas.
Pues hala, ¿A qué esperas?