"Si junto a la biblioteca tienes un jardín, ya no te faltará nada" - Marco Tulio Cicerón- La Casa del Holandés - Extremadura

“Si junto a la biblioteca tienes un jardín, ya no te faltará nada” – Marco Tulio Cicerón-

El jardín de La Casa Este es mi jardín. Además es la entrada al restaurante. No me he ubicado en esta casa de trescientos y pico metros hasta encontrar este rincón. Es un jardín pequeño, como yo, con un granado enano a la medida del jardín y a la mía. Hay siempre una avispa despistada que no se ha enterado de que el césped no es césped. Casi a todas horas cantan los pájaros, van y vienen sobre el runrún del cauce. Desde aquí observo a los pollos de las cigüeñas; vuelan, corto, pero vuelan ya. A ratos leo Ébano y da que pensar cuando tienes la cocina llena de manjares y viandas. Leo esto, y me impresiona lo sencillas y rotundas que son las verdades: “La gente pasa hambre no porque en el mundo falte comida. La hay, y mucha, de sobra. Pero entre los que quieren comer y los almacenes de comida se levanta un obstáculo muy alto: el juego político” R. Kapuściński

Me pregunto ¿Por qué los huéspedes no me han pedido nunca un libro? Gel de ducha, tostadora, exprimenaranjas, secador de pelo… Nunca un libro. A lo mejor es porque no les dije que aunque pequeña, como el jardín, también hay biblioteca o por lo menos libros. Y comida. Más de lo que soñara M. T. Cicerón.

No nos falta de nada.